Las aplicaciones nativas son aquellas que se desarrollan según el lenguaje particular de la empresa en la que se desarrolle, es decir las que se basan en los códigos de la programación de su terminal.

Para realizar aplicaciones móviles nativas lo primero es tomar en cuenta la plataforma en la que se va a desarrollar dicha aplicación. El sistema Android se desarrolla en plataforma Java, por lo que una app nativa utiliza el lenguaje Java. Si hablamos de una aplicación iOS, debemos tomar en cuenta que su fabricante es Apple, y su lenguaje de programación es Swift u Objetive C. En el caso de Windows Phone el fabricante es Microsoft y su lenguaje de programación está basad en Visual Basic. NET o C#.

Las aplicaciones desarrolladas con el lenguaje nativo utilizan los recursos propios del Smartphone, por lo que tienen acceso a los recursos del móvil que se utiliza, como la cámara, el flash, por lo que su funcionamiento es mejor.

Ventajas y desventajas de las aplicaciones nativas

Las aplicaciones móviles diseñadas en lenguaje nativo presentan una serie de ventajas al momento de su uso, ya que presentan un rendimiento optimizado y una interfaz que se adapta perfectamente al sistema operativo con el que está familiarizado el usuario.

Otra de las ventajas que vale la pena destacar es el uso del internet, las aplicaciones desarrolladas en lenguaje nativo no requieren estar conectadas a la red constantemente.

El costo es menor, en comparación con aquellas que están diseñadas con lenguaje de programación diferente al del smartphone, la inversión por parte del desarrollador es menor, al igual que el tiempo que se invertirá en el desarrollo de la aplicación.

En el caso de las desventajas la principal está relacionada con el precio, y es que al tratarse de un lenguaje específico para cada sistema operativo, el programa no puede copiarse de una plataforma a otra, sino que debe desarrollarse de manera individual para cada una, lo que representa un mayor gasto porque debe comenzarse desde cero en cada sistema operativo.

Los costes por mantenimiento, mejoras y cambios en general también deben calcularse por separado para cada plataforma.

En el mismo sentido hay que mencionar el tiempo tanto de desarrollo como de mantenimientos y mejoras. Como son procesos únicos para cada plataforma pueden resultar complejos, por lo que pueden demorar días, incluso semanas. En el caso Apple los procesos de validación los llevan a cabo personal de la empresa, lo que retrasa aún más el tiempo de aprobación, incluso las actualizaciones pueden tener lapsos largos de espera.

Tipos de aplicaciones móviles

Las aplicaciones móviles también pueden ser hibridas o tipo web, y no solamente nativas, aunque esta última es la mejor opción para el usuario.

La aplicación web es sencilla y económica de crear, está creada con un lenguaje universal que puede ser leído perfectamente por cualquier sistema operativo, por lo que se adapta a cualquier dispositivo móvil. Sin embargo su uso es más lento y está más limitado.

Las aplicaciones híbridas puede adaptarse al dispositivo al igual que la nativa, pero su rendimiento es menor al de la nativa debido a que el proceso de renderizada se realiza desde el servidor y dificulta el desarrollo.